El Manchester United despierta a tiempo ante el Newcastle

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sin ser ni mucho menos su mejor noche, el United se sacudió la pereza de encima para derrotar al Newcastle. No hay equipo más sibarita que el de Solskjaer, apuesto frente a la Real Sociedad y a la vez de dudosa credibilidad en una Premier en la que no ha podido aguantar el trote del City. Aunque el olfato de Rashford, de James y de Bruno Fernandes sentenciaron a un rival que no se dejó vencer con facilidad, firme hasta que las estrellas marcaron la diferencia (3-1).

Fue el talento individual del 10 el que cambió la inercia de un choque de esos que se le atragantan al United. El inglés se escapó por banda en una jugada portentosa que acabó con un remate esquinado, a la cepa del poste. De nada sirvió la estirada de un arquero que no pudo contrarrestar el golpeo de un futbolista brillante, más trascendente que nunca. El 1-0 fue una forma de darle otro aire a un encuentro que por momentos tuvo color de tragedia como tantos otros en Old Trafford.

El United espabila frente a algunos rivales y se duerme frente a otros. Al Newcastle, que vive en un apuro en Inglaterra, no le costó empatar tras un saque de esquina mal defendido en el que Saint-Maximin superó a De Gea. Avisó el francés en la secuencia anterior y se redimió en Manchester con un latigazo a la escuadra. Justicia a un primer tiempo en el que el United no hizo suficiente como para verse por delante ante un Newcastle que no se dejó intimidar.

El choque exigió una marcha más al equipo de Solskjaer, que esta vez que no se arrugó. Dio la cara en Old Trafford y reaccionó a través de un remate a quemarropa de James, un futbolista llamado a agitar escenarios tan incómodos como el que se vivió ante el Newcastle. El noruego le dio la titularidad al extremo tras su buen partido contra la Real y respondió a las mil maravillas para colaborar en un triunfo que cerró Bruno Fernandes de penalti tras una falta sobre Rashford.

El 10 abandonó el terreno de juego en el tramo final para darle la alternativa a Shoretire, un chico de apenas 17 años que debuta un lustro después de Rashford. Dos futbolistas de la casa en una imagen que debe de enmarcarse para reflejar el buen trabajo que se hace desde la base. A la cartera que siempre se le presupone al United se le añade una cantera en la que disfruta de mucho talento, expresado con orgullo en Old Trafford. El ascensor funciona en Carrington.

Gracias por tus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: