Larga Espera

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por: Zulay Alcívar Coquis y Génesis Catagua Cedeño

El bramido de la tierra de aquel 16 de abril desorientó a toda la ciudadanía mantense y al país entero; los 7,8 grados en la escala de Richter afectó en Manta la infraestructura de su principal casa de salud, el Hospital Rafael Rodríguez Zambrano.

Los ciudadanos de la capital atunera se encuentran intrigados sobre el estado de la infraestructura  del Hospital  Rafael Rodríguez Zambrano, debido a que el hospital tiene que atender a una población de 217.553 habitantes.

Por otro lado, la estructura del edificio tuvo daños leves, grietas profundas que dejan marcas en los consu

Hospital Rafael Rodrígez Zambrano de Manta

ltorios, área de emergencia, área externa y en las escaleras que se encuentran a un lado del edificio, que dan  paso a las personas para visitar a los pacientes que están internados. Todos estos daños obligaron a  desocupar el quinto piso donde venía funcionando el área administrativa del hospital, esto con el fin  de alivianar el peso de la estructura.

Pero desde hace algunos meses el área administrativa ofrece sus labores en un espacio reducido de la Cruz Roja de Manta.

De forma similar, la casa de salud quedó sin tomógrafos, sin los servicios de radiologías y laboratorios, por varios meses, compañías privadas prestaban los servicios a los pacientes de esta casa de salud, lo que significa un nuevo costo para el Estado ecuatoriano.

Después de estar el hospital, en terapia intensiva, el Servicio de Contratación de Obras (SECOB), comenzó la planificación en la reconstrucción de la infraestructura de esta casa de salud, con la empresa constructora Vicente Rodríguez S.A. que debería estar trabajando hace más de tres meses.

La administración hospitalaria dio paso para que la empresa constructora comenzara a trabajar, haciendo cerramientos en la zona de las escaleras de emergencias, esto hasta que el edificio se desalojara por completo.

En este sentido, dicha empresa y la administración hospitalaria no tomaron en cuenta las consecuencias que esto traería consigo, como lo es el polvillo que emana el colapso de estas  gradas.

A  partir del mes de julio el trabajo  quedó  paralizado, después que un juez determinara que las obras debían interrumpirse debido a los reclamos del Comité Cívico interinstitucional.

“Cómo van reconstruir un hospital con personas que están internadas, ese polvillo les afecta, se supone que tienen que tener un plan de contingencia”, denuncia Evelyn Sánchez, ciudadana, mientras esperaba  impaciente en la interminable fila de emergencia.

Juan Muñoz, paramédico del hospital, cree que fue un error de la pieza principal, de quien está al mando. “Todas las personas cometen errores y tal vez se les pasó por alto, aunque está claro que no debieron proceder de tal manera”, sostiene.

En torno a lo que dice y aprecia sobre la infraestructura del hospital y el hecho de que las obras hayan iniciado con los pacientes dentro, varios ciudadanos y servidores públicos expresan su sentir sobre el tema.

“Se tienen que hacer bien las cosas, es incorrecto que empiecen obras cuando se tiene pacientes dentro, ya que podrían enfermarse y hasta donde tengo entendido eso fue lo que pasó, debieron conseguir primero un lugar adecuado para que funcionara como hospital provisional y así evitar cualquier inconveniente. Se dijo que querían reducir camas y esto provocó que varias universitarias y colaboradoras del hos

TAXISTA DE LA COOPERATIVA 11 DE ENERO

pital iniciaran protestas”, aseveró Tito López, taxista de la cooperativa 11 de Enero.

Ramón Alcívar, taxista de la cooperativa 11 de Enero, piensa que, “Como todas las cosas, las obras también se atrasan, aunque este hospital ya debería estar reconstruido. El hospital provisional es algo incierto, prueba de ello es que se comenzó a hacer el arreglo de la escalera que une los cinco pisos del hospital a pesar de que hay pacientes dentro, acto que me parece inaudito y por el cual, tengo entendido que existe una protección de amparo que establecía que no se puede comenzar la obra hasta que no esté deshabitado el inmueble, pero no causa sorpresa que hagan lo contrario porque aquí cada quien hace lo que quiere, porque desgraciadamente así funcionan las cosas”, reveló.

Se prevé que de las 220 camas que hay en el hospital, tan solo haya 140 en el hospital provisional y que de cuatro quirófanos pasen a tener tres, dos para cirugías programadas y uno que atienda las 24 horas del día para cualquier emergencia.

Todo esto forma parte del plan de contingencia, hasta que esté listo el nuevo hospital.

A pesar de que el terremoto del 16 de abril de 2016 golpeó muy fuerte al hospital y de que las obras han sido paralizadas por precaución, cabe rescatar que el hospital ha seguido brindando sus servicios y colaborando en pro de la salud de los ciudadanos, así lo piensan varias personas que se encontraban en el lugar y que hacen uso del mismo.

A pesar de que muchos ciudadanos están de acuerdo con la reconstrucción, readecuación y remodelación del hospital Rafael Rodríguez Zambrano, también hay quienes preferirían que se construya un nuevo hospital.

“No es justo que con el presupuesto que tendrán, pretendan solamente reconstruir, cuando podrían, en lugar de eso, construir un nuevo hospital, con mejores áreas y con personal mejor capacitado”, enfatiza Raúl Pérez, paciente del hospital.

La inversión de la rehabilitación del hospital estaba en tela de duda, debido a que se rumoraba que el costo era de $3,5 millones de dólares y que  la obra tenía que estar lista en tres meses.

Sin embrago, este tema se aclaró cuando el Vicepresidente de la Republica Otto Sonnenholzner inyectó un recurso que sirve para la inversión de $27 millones de dólares de los cuales,  4 millones de dólares serán invertidos en un hospital provisional, cuyas instalaciones serán a un costado de la Cruz Roja.

La  ciudadanía mantense se encuentra como un niño en época navideña, esperando su regalo, pero la espera será larga, 18 meses más, porque este es el  plazo de entrega que se dispuso en el contrato con la constructora.

“El Hospital Rafael Rodríguez Zambrano no necesita ser reconstruido o rehabilitado, la ciudad de Manta necesita un hospital nuevo con equipamiento de última tecnología”,  aseveró Javier Mero mientras compraba algunas frutas para su hija que está hospitalizada.

Foto tomada por Zulay Alcívar

No es de agrado llegar a un hotel y no encontrar camas, este es el caso de los habitantes de la ciudad “Puerta del Pacífico”  que se encuentran molestos al  llegar al área de emergencias del hospital y no encontrar camillas en donde ser atendidos.

“Hace dos meses vine por un problema de salud de mi padre y tuve que esperar más de una hora para poder ser atendido por la sencilla razón  que no había camillas”, denuncia

Marlene Cedeño, ciudadana que se encontraba en los comedores cercanos al hospital.

Sin embargo, estos problemas no solo afectan a los pacientes del hospital, sino también a los estudiantes de medicina, quienes realizan sus prácticas en esta casa de salud.

Con firmeza protestaban en un platón pacífico que tenía como fin exigir la reconstrucción inmediata de la casa de salud, habían cambiado sus mandiles y estetoscopios  por carteles y sus voces a lo alto motivando a la conciencia de que se necesita un cambio.

Jorge Moran estudiante de medicina, sostuvo que, “Era necesario hacer esta protesta pacífica, para dar a conocer a las autoridades los problemas que teniamos que pasar, para realizar nuestro trabajo y poder brindar una atención adecuadas a las personas”, manifiesta.

Más de 30 años.

Con el apoyo del viejo luchador, el General Eloy Alfaro Delgado y al ver la emergente necesidad de la ciudad para tener su primera casa de salud, el Doctor Rafael Rodríguez Zambrano decidió construirla aprovechando la existencia de una partida presupuestaria en el cantón Montecristi, se ordenó que esta fuera transferida para la construcción de la misma.

Con más de 100 años de creación y con un estilo nómada obligado a reubicarse en distintas zonas de la ciudad de Manta, teniendo su primera infraestructura en el sector de Los Esteros.

Unos años más tarde en el 44, se mudaron a lo que hace unos meses eran el Subcentro de Manta más conocido con el PISMA, esta infraestructura solo tenía cuatro salas, una de hombres y otras de mujeres, otra que servía como área de maternidad y una pequeña sala que servía como quirófano.

La estructura actual tiene 31 años de existencia y comenzó sus operaciones un siete de agosto de 1988, se encuentra en el Barrio Santa Martha, calle 12 y avenida 38 vía San Mateo y lleva el nombre a honor al Dr. Rafael Rodríguez Zambrano quien fue uno de los pioneros para que en la capital atunera existiera una casa de salud.

foto tomada por Zulay Alcívar

Como camaleón que trata de ocultarse, se ve desde lejos el HRZ debido a su color verde que se dispersa entre las ramas de un frondoso árbol quien es su más viejo amigo, esta estructura cuenta con 5 pisos y  un área de emergencia.

El HRZ cuenta con 220 camas para la hospitalización de pacientes, con 30 doctores especializados en cada una de las áreas como de neonatología, nutrición, odontología, clínica del VIH, sala de acogida, entre otras.

Gracias a las mejoras que brindaban su servicio, en el año 2015 el hospital Rafael Rodríguez Zambrano obtuvo la acreditación internacional Canadá, nivel oro, así lo destacó el diario El Telégrafo, sin embargo no es el único hospital con esta acreditación pero si el primero en la provincia de Manabí.

Proceso burocrático.-

Como gol en el minuto 90, el ex alcalde de la ciudad, Jorge Zambrano, convocó una reunión con el coordinador zonal 4 de salud, Freddy Saldarriaga y el ex gerente del hospital, Fernando Rivera, en

lugar improvisado para los escombros

donde se hizo entrega de las escrituras del terreno donde está situado el hospital, este era el último requisito que hacía falta para comenzar las obras.

“En ese entonces la rehabilitación estaba en una tercera etapa”, a juzgar por la transmisión que hizo por redes sociales Fernando Rivera.

“El vicepresidente de la República Otto Sonnenholzner en una visita a la provincia de Manabí alega que los trabajos en el hospital deben acelerarse”, añade El diario.ec, en unas de sus notas publicadas en este año.

Convocatoria a veeduría ciudadana.-

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, según lo que establece el articulo 29 del reglamento general de veedurías ciudadanas, invitó a las y los ciudadanos, a inscribirse en la veeduría ciudadana para vigilar la etapa precontractual de la licitación para la contratación de la reconstrucción y readecuación de la infraestructura del HRRZ.

Quienes estuvieran interesados debían llena un formulario de inscripción y adjuntar fotocopias de papelas de votación y cédula de ciudadanía, documentación que debía ser entregada en las oficinas del CPCCS del país, esto se dio en el mes de abril del presente año, según la página oficial consejo de participación ciudadana y control social

Paralización.-

La rehabilitación del HRZ se detuvo por una mala planificación de la constructora al querer reconstruir la infraestructura sin tener antes un plan de contingencia, en este caso el hospital provisional, por lo tanto, se vieron afectados dos personas, un neonato que sufrió un problema respiratorio y un empleado de limpieza, a los dos afectados se les brindó la atención inmediata.

https://youtu.be/OXx4SbK_o2Y

“No es una reconstrucción, es una rehabilitación, en donde una vez terminada contará con los equipamientos que hacían falta, esto para dar una buena atención a la ciudadanía mantense”, precisó con una fuerte voz, el joven Rodrigo García Loor encargado del departamento de comunicación del Hospital Rafael Rodríguez Zambrano

 

Hospital provisional.-

Como juego de ping pong se encontraban los moradores al no saber a ciencia cierta en dónde quedaría el hospital provisional, debido a que unos cuantos decían que era en el sector del Palmar, pero esto solo fue un rumor el cual tenía a la mayoría de las personas preocupadas, puesto que el lugar es muy lejano.

“Cuando me entere que el hospital quedaría en el Palmar, me sorprendí, eso me queda muy lejos y tendría que coger dos buses para llegar a ese sector”, revela Roxana Baque ciudadana que se dirigía hacia un laboratorio que quedaba en las afueras del hospital.

Una vez desarrollado el plan de contingencia por el Gobierno Municipal de Manta y la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (SENPLADES), se dio marcha a la construcción del hospital provisional el cual estará situado a un costado de la Cruz Roja.

“Espero que ahora, las obras de este hospital provisional no se detenga”, insinúa Iracelma Andrade, ciudadana.

Según la página de El Diario.ec las obras debían comenzar a mediados del mes de junio del año en curso, habiendo pasado cinco meses de esta publicación apenas la constructora ha dado fin a esta larga espera con la construcción del hospital provisional.

“Al fin se está construyendo el hospital provisional, ya era hora”, murmura una ciudadana que se dirigía hacia Manadiálisis, que queda a un lado de la Cruz Roja.

En la actualidad.-

Tras a ver pasado una gran tormenta el Hospital Rafael Rodríguez Zambrano ha conseguido la calma, después de varios meses sin respuesta alguna, al fin ha conseguido la solución, ahora solo se espera que se cumpla con lo prometido.

A pesar de que varios meses pasaron sin los implementos necesarios, el HRZ ha sabido cómo controlar esto, dando una buena atención a cada uno de sus pacientes.

“Hasta ahora no he tenido algún problema, todo está surgiendo como lo esperaba, debido a que tengo varios años que no venía atenderme al hospital”, nos explica Deniss Bermello mientras a hace fila en la ventanilla de admisión.

“Tengo 80 años y en los tiempos de antes uno sufría mucho por tener un turno, incluso venía a las 4:00 horas, para ser atendida el día siguiente, pero ahora todo ha cambiado me atiendo mensualmente por mi problema del corazón y llevo mis medicinas necesarias”, nos aclara Teresa Mero cuando salía de sus cita medica.

Nicole Parrales, paciente del hospital nos, afirma  que, “Hace falta medicamento, ella nos dice esto a partir de que hace dos meses dio a luz y tuvo que comprar varios medicamentos los cuales no baratos”, reveló.

De igual manera, han tenido que hacer algunas planificaciones en base a los turnos que se les brinda a los pacientes, esto con el fin de ser atendidos lo más pronto posible y no tenga que hacer las interminables filas.

“Vine con mi niño de 2 años, los hospitalizaron por una convulsión que tuvo por la fiebre, hasta ahora la atención ha sido la adecuada para mí y mi hijo”, nos aclara Gabriela Lucas mientras le da de comer a su pequeño.

Después de un cambio que tuvo la administración del HRZ,  la gerencia del hospital Rafael Rodríguez Zambrano está a cargo de la abogada Doris García.

En una nota televisiva publicada por el canal manabita Oromar, la nueva gerente expone que ya se han dado varios cambio en cuanto el plan de contingencia.

Se espera que con una nueva gerencia estos problemas cesen, que de una vez por todas se ponga punto final a esta larga espera, que ha tenido el Hospital Rafael Rodríguez Zambrano y la ciudadanía mantense.

Gracias por tus comentarios

Carlos Cedeño Moreira

Director LatinoDeportes.Net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *