MUÑECOS DEL AYER

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Reportaje por: Kevin Joel Mera Mero

Manta-Ecuador•-En todos los países alrededor del mundo al culminar cada año, se festeja la despedida del año viejo y se da la bienvenida al nuevo año, casi siempre se procede a realizar la respectiva cuenta regresiva y cuando el reloj marca las 12, los cielos nocturnos se iluminan con un gran destello color arcoíris provocado por los juegos pirotécnicos, pero cada país realiza dicha celebración de manera distinta, ya sea con fiestas y bailes tradicionales, o con una cena familiar, pero Ecuador lo celebra de una manera única, pues antes de la cena familiar, se procede a la ya tradicional quema de monigotes.

Esta es una costumbre que se lleva a cabo en gran parte del territorio nacional, y es una fuente de ingresos extra para muchas personas las cuales se decidan a la elaboración de los mismos durante el transcurso de todo el año, debido a que este es un proceso complejo que lleva días para la creación de uno solo de estos ejemplares los cuales llegan a ser pequeños como una mochila, del tamaño de las personas otros llegan a ser tan grandes como una casa, y varían no solo en tamaño, también lo hacen en diversidad.

Para mas información sobre la tradicional quema de monigotes en Ecuador ¡HAGA CLICK AQUÍ!

Los modelos de los tradicionales monigotes van desde personajes de televisión infantil como la patrulla canina, Bob Esponja y el chavo, hasta personajes para personas adultas, quienes en su mayoría buscan superhéroes o personajes políticos, y más allá de esto también se elaboran distintas variedades como los perros pitbull y otros personajes que salen de la imaginación de los fabricadores, pero ver estos monumento es un espectáculo visual gracias a la gran variedad de colores llamativos con los que se visten estos muñecos.

Aunque las cosas parezcan ir de la mejor manera, no es así, pues, en la actualidad en muchas ciudades este mercado se ha visto sacudido por los diversos factores que se han visto involucrados tal es el caso de la ciudad de Manta donde para los elaboradores de monigotes, la economía se vio en descenso y no solo por razones laborales, sino que también hubo influencia del Covid-19, pues con la pandemia se generaron problemas para la obtención de materiales y nuevos personajes para crear y vender.

Roberto Santos

Roberto Santos fabrica monigotes en su tiempo libre, en la entrevista realizada relató: “hacer monigotes es una tradición que se está perdiendo, pues en años anteriores yo hacía entre doscientos y doscientos cincuenta muñecos, pero este año con todo lo que ha pasado, no he tenido dinero para comprar los materiales como el almidón, las pinturas y con la pandemia y el miedo de salir a las calles, tampoco he podido salir a buscar los periódicos, porque tengo amigos que me los regalan, pero sinceramente no quiero ponerme en riesgo trayéndolos, porque los periódicos no se pueden lavar porque se dañan”

 

 

 

La elaboración de estos muñecos está en hacke, así como la naturaleza se queda sin recursos, estos honestos trabajadores también, pues los materiales para elaborarlos no son sencillos de conseguir y a pesar de que el material primario que él es periódico, puede ser regalado, no es factible aceptarlo debido a que no se llega a conocer la procedencia y los lugares donde haya estado este.

Maritza Mero

“Conseguir nuevos muñecos para hacer es complicado en este momento, casi siempre mando a ver nuevos modelos a Guayaquil o voy yo en persona, pero ir allá es meterme en la boca del lobo porque como se ve en las noticias esta ciudad tiene el mayor número de infectados en el país por el coronavirus y la verdad no quiero exponerme, sí, es cierto que hay que producir, pero en este caso prefiero mi salud que el dinero” recalcó Maritza Mero.

Los personajes cada año cambian y unos tienen más salida en venta que otros y todo esto tiene que ver con su popularidad en el mercado televisivo, cada año los vendedores deben comprar o caso contrario elaborar nuevos moldes que llamen la atención, que tengan  reconocimiento y más que nada que gusten al público, porque vender modelos de años anteriores es una perdida pues si no se venden, se rematan en los últimos días de las ventas, acotó Raúl Ávila fabricante de monigotes del barrio Urbirrios.

En este mercado se ven involucrados diversos factores, no solo económicos, factores como la

Raúl Ávila

televisión y el cine tienen una estrecha relación en la salida de muñecos debido a que las personas observan los personajes más sonados en estas industrias y por lo general buscan como prioridad a estos, ya sea por su fama o su aceptación del público y en ocasiones buscan al personaje antagonista, pues estos también son queridos y aceptados por las personas.

Francisco Mesías elabora años viejos en la localidad de La Proaño y el enfatizó en diversos temas para la venta de este años, el exclamó: “ hay muchas personas que piensan que hacer estas cosas es fácil pero no es así porque esto es un proceso que lleva días y y no es sencillo porque cada muñeco tiene de ocho a nueve capas de periódico pegadas con almidón y cuando se secan después de dos o tres días hay que abrirlo con un estilete y volverlos a pegar para volver a ponerle otra capa de almidón con papel periódico”

Así como se mencionó anteriormente, este es un proceso complicado qué toma muchos días razón por la cual estos trabajadores laboran todo el año también se debe tener en cuenta que los materiales que no se consiguen tan fácilmente como en años anteriores que la circulación por las calles era segura, no se compara con la actualidad donde muchos fabricantes pararon la mano de obra por obvias razones.

Cristina Mero quien junto a sus hijos se dedica a realizar estos monumentos se pronunció respecto a este tema relatando: “ este año decidí para la producción de muñecos Porque no tenemos materiales no quiero exponer a mis hijos a salir a conseguir los más allá de eso las pinturas del año pasado no nos sirven y el factor económico tampoco nos ayuda tampoco queremos ponernos porque cuando se momento de vender los muñecos la feria que se realiza cada año se llena de personas las cuales no sabemos Qué tipo de bacterias con blanco y nos exponemos mucho pues es una gran aglomeración de gente y si Tratamos de vender fuera de nuestras casas Invasores mismo riesgo, porque si pasan autos o personas preguntando van a querer tocar y ver cómo son y cómo están pintados haciendo que corramos peligro de una u otra forma”

Cuando se analizan las palabras relatadas por Cristina mero se puede dar a notar que ella tiene una gran razón Para haber parado su producción pues es cierto que en la famosa feria de monigotes realizada en la ciudad de manta siempre hay mucha los aglomeración de gente lo cual no va a cambiar, la ciudad actualmente se encuentra en el semáforo amarillo y aún así las calles se llenan de gente, pues no respetan las normas impuestas por el Ministerio de salud, entonces es fácil imaginar que estando en la feria de monigotes la gente mucho menos va a respetar las normas no van a acatar lo que sea predispuesto poniéndose en riesgo a ellos y a los vendedores.

Pero hay vendedores que no se dejan llevar por lo económico y yo simplemente no van a fabricar porque los monigotes tienen mucho detalle y son muy complejos tal es el caso de Alejandro Cantos quien enfatizó en lo siguiente: “ Más allá de que haya o no modelos nuevos o de que haya una pandemia yo creo que la gente estoy dejando de hacer muñecos porque los compradores no están pagando lo que vale el muñeco tiene que considerar que más allá del proceso de creación los muñecos tiene mucho detalle, pues los músculos de los muñecos más grande sólo que tenga rinconada los más pequeños son cosas que nos hacen en quien o veinte minutos sino que llevan horas pero las personas no toman en cuenta Eso además también pagamos para que otras personas vengan a pintar nuestros muñecos Y de esa forma vender un mejor producto pero aún así Nunca pagan lo que es si me lo pagan o que ellos quieran pagar eso es una de las razones por las que yo decidí este año no fabricar muñecos”.

Algunos monigotes hechos y algunas de sus partes

La mano de obra de los fabricadores también debe ser considerado por los vendedores Más allá de pandemia y enfermedad es el factor económico también tiene mucho que ver en la parada de la producción de estos hermosos ejemplares los cuales al eran las noches de nuevo al momento de su crema y son un complemento extra para la hermosa iluminación del cielo nocturno gracias a los juegos pirotécnicos.

Gracias por tus comentarios

Carlos Cedeño Moreira

Director LatinoDeportes.Net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *