Jackfruit, manjar de dioses

 6 Total de Visitas,  4 Visitas de Hoy

Yaca o jackfruit como es conocida comúnmente en Latinoamérica, considerada la fruta más grande del mundo, tiene el tamaño de una sandía y su cáscara textura de una guanábana. Es nativa de Indonesia un país del sudeste asiático, muy famosa por su peculiar aspecto que llama mucho la atención por su piel arrugada llena de pequeñas jorobas de color verde que tiñe de marrón amarilloso a medida que está madurando.

Esta fruta al momento de romper su corteza desprende un líquido lechoso blanco similar a la pega, la pulpa es de un tono amarillo según su estado de madurez, esta pulpa recubre las semillas de color café que tiene una cierta similitud al cacao.

Es una especie vegetal con un sabor único y diferente, que entrelaza sabores ácidos y dulces convirtiéndola en un grandioso y exquisito no solo por su sabor sino también por los grandes beneficios que contiene. No es una fruta normal, puede combinarse con otros ingredientes y crear una diversidad de platos aptos para todo tipo de paladar, construyendo puentes entre la fantasía, el sabor y la satisfacción al degustarlos.

Este alimento es habitual encontrarlo en varias zonas tropicales, y aunque es casi desconocido en América Latina, encontrar un jackfruit fuera de los países donde se cultivan, lo más probable es que sea del tamaño de un melón. De la misma manera, incluye nutrientes naturales fructíferos para el beneficio de la salud.

Esta nueva idea da infinidades de opciones a las personas que en un futuro desean emprender o se inclinan también por un estilo de vida más sano como es el caso de Daniela Cevallos, productora local de la ciudad de Chone, quien lleva alrededor de 5 años sembrando y cosechando está magnifica fruta en el huerto de su hogar.“ Le llamo la fruta de los 7 sabores, porque fue así como me la dieron a conocer, por primera vez en un paseo a la ciudad de Tena en el oriente ecuatoriano, quede tan encantada con la cantidad de sabores a frutas que percibí en mi boca que le pedí ayuda a al señor que me la mostró y decidí empezar a plantarla en mi casa”, puntualizó la cultivadora, mientras frotaba sus manos recordando aquel momento por su mente.

La cosecha del jackfruit, no es compleja, se adapta con facilidad al clima húmedo – tropical, sin embargo, es sensible al clima helado en sus primeras etapas de vida, por eso es importante regarlo con continuidad todos los días y tenerlo bajo lupa. Puede soportar sequías, pero hasta un límite ya que después puede morir.

“Al principio fue una cosecha difícil, empezó a verse la evolución del proceso, pero no existió ningún resultado con el pasar del tiempo, al ser primeriza decidí darme por vencida, porque pensé que tal vez la tierra en la que sembré no era fértil para que se cultivara, la decepción fue un jarro de agua fría para mí”, lamentó Cevallos con voz baja y mirada triste.

Jaime Bermúdez, sembrador de jaca detalla que le pareció una fruta muy curiosa y un poco extraña, “pensé que era una guanábana gigante pero cuando la probé fue como una explosión de frutas en mi boca”, afirmó el joven, mientras sonreía caminando por el jardín.

“Cuando vienen a comprarlas, unos la observan, otros hacen por tocarlas e incluso la huelen, pero lo chistoso de la situación es que al igual que mayoría terminan preguntándome, ¿qué es?, y si se puede comer”, describió Bermúdez, durante el recorrido del huerto con un sombrero en su mano.

Las frutas tienen una gran variedad de vitaminas y la jaca no se queda atrás, es rica en Fito nutrientes, vitaminas y minerales, además de proteínas, carbohidratos y fibra. Y algo muy importante, no contiene colesterol ni grasas saturadas, por lo cual es una excelente opción para agregarla a dietas y aprovecharla al máximo. A través del tiempo se ha visto como se buscan nuevas formas para facilitar la alimentación vegetariana, esta fruta es una de esas soluciones gracias a la gran variedad de usos que proporciona, entre ellas la más relevante es su sabor especial que contiene el mismo de 7 frutas aportando una nueva forma de alimentación que se asemeja a la carne tradicional.

Juana Moreira, nutricionista que labora en el hospital básico Padre Miguel Fitzgerald de Chone, aclara que la cantidad de proteína que tiene la jaca y su consistencia es impresionante y puede reemplazar de forma segura a cualquier proteína. “Para todas aquellas personas vegetarianas o veganas que buscan prescindir de la carne, el jackfruit es una excelente alternativa, se destaca por su contribución de proteínas que brinda su pulpa y sus semillas que al mismo tiempo son ricas en hierro y potasio”, precisó la especialista, mientras se encontraba en su consultorio sentada en su cómodo sillón. Asimismo, reitera que, “no es su único aspecto de valor, cada 100 g de fruta cubre la dosis diaria de fibra recomendada”.

Publicación de Fitness With Chely

La carne se puede sustituir con varios alimentos como las leguminosas, estos tienen un aporte de nutrientes muy indispensables para el buen funcionamiento del organismo y para mantener una dieta balanceada. También sirve para prevenir enfermedades degenerativas que ocurren por la mala alimentación.

“Los trastornos del sueño pueden ser mejorados con el consumo de jaca, debido a su fortuna en magnesio y hierro que ayudan a mejorar la disposición general del sueño”, recalca Moreira, entrelazando sus dedos y manteniendo una mirada fija demostrando seguridad sobre el tema.

“El Jackfruit se utiliza en la medicina tradicional, para combatir varias enfermedades, como el estreñimiento, mejorar la visión, también ayuda con el dolor de los huesos por la cantidad de calcio y magnesio que posee”, alega la dietista, mientras observaba concentrada los libros reposados en la estantería de su dispensario.

El consumo de esta fruta no tan conocida va directo al reemplazo de la carne tradicional, ya que debido a sus infinidades de propiedades al momento de ser preparada adhiere una textura muy similar. La carne trae varias consecuencias tanto en el ámbito animal como en el de la salud, al pasar el tiempo tanto las personas como las industrias se han visto obligadas a crear un buen uso de esta fruta en forma procesada y tradicional.

La preparación de la jaca como proteína puede variar dependiendo los gustos, Lorena Paladines, oriunda del cantón Chone quien lleva aproximadamente 3 años cocinando recetas en base al jackfruit. “La verdad mi especialidad son los sánduches, pero con el pasar del tiempo he experimentado de todo con esta fruta, ya sea como acompañamiento de los platos estofada, salteada, arroz colorado, ensaladas e incluso en postres, porque lo más usual es probarla en batidos y jugos”, relata la joven mujer, mientras cortaba los demás ingredientes para la preparación de la receta de los sánduches. Añade que, “el arte de cocinar es hacer trozos de amor para quienes lo degustan, por eso amo cocinar y reinventar nuevos platillos”.

https://youtu.be/Rzw6lHTn5MU 

Sánduche de Jackfruit.

 

Andrea Zambrano, ciudadana de los naranjos en flor, confiesa que la apariencia de la fruta en un inicio le parecía un poco desagradable y aún más el hecho de verla mezclada con otros condimentos como parte de un plato cotidiano era algo que la mantenía ansiosa de probar, “me sorprendió mucho lo bien que sus sabores se acoplaron en mi boca, fue como ambrosía pura”, esperando ansiosa volver a degustar el jackfruit.

“Al probar el batido de jaca sentí un destello de sabor en mi boca, podía saborear la piña, el mango, el guineo, la naranja, el melón, enserio era una cosa loca de esas que te vuelan la cabeza”, sostiene Zambrano, quien asegura que es un fruto muy exótico con sabores extraordinarios.

WhatsApp Audio 2022-10-28 at 12.01.13

Por otro lado, Xavier Gómez, nuevo cliente del local, ratifica que, “nunca había probado algo igual, la sazón es buena y su textura se asemeja demasiado a la carne mechada, tanto así que, si no supiera la historia detrás de esta fruta, creería con toda seguridad que estoy comiendo una proteína normal”, mientras con una botella de agua señalaba el palo de jackfruit.

En ese sentido Gómez asevera que, “las personas que me aconsejaron tuvieron toda la razón, la manera en que preparan el jackfruit es única no solo en lo salado, sino también en lo dulce, pero debo recalcar que los sánduches son mi perdición”, expresa esbozando una sonrisa en su rostro.

De este modo, las cualidades del jackfruit ya se comienzan a propagar por el mundo, dejando de lado su misticismo y convirtiéndola en la preferida de muchos, esencialmente para los vegetarianos y veganos que desean aprovechar, sus infinitas propiedades y la capacidad de aprovechar toda la fruta, incluyendo sus semillas, hacen de este un alimento particular y muy nutritivo.

Por: Alcívar Cedeño Gema María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Share this