¿Trabajar o estudiar?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Camila López

Es innegable el beneficio de adquirir experiencia laboral desde una temprana edad, sin embargo, para un adolescente su prioridad es y debe ser el estudio que más allá de ser un derecho, es la construcción de un barco a base de habilidades, destrezas y conocimientos necesarios para salir a flote en el mar llamado vida. Si bien es cierto la economía del país se vio fuertemente golpeada a raíz de un virus que paralizó el mundo, por ello surge un ascenso de jóvenes que tienen la necesidad de aportar económicamente en sus hogares.

En la actualidad 4 de cada 10 jóvenes estudian y trabajan, parece no ser una cifra significativa, pero al analizar los factores del porqué, se torna un tema más complejo y de alerta para la sociedad. Ejemplo de esto es Ashley Zambrano, una joven que diariamente estudia y trabaja para contribuir económicamente con las medicinas y tratamiento de su abuela, no obstante, se ve perjudicada en sus notas ya que muchos docentes toman una postura férrea casi imposible de cambiar sobre que los estudiantes solo deben hacer eso, estudiar. Kevin Salazar es otro joven quien desde que su padre perdió el trabajo debido a la pandemia se ve atado de manos ante el agotamiento de cumplir con dos actividades indispensables para su futuro.

Me parece pertinente señalar que ambas deben avanzar a la par como dos caballos arriando un carrusel, no hay manera de que fluya sino existe coordinación. Analizando la realidad de cada persona, definitivamente no estoy de acuerdo en poner a elegir a los jóvenes si trabajar o estudiar, sería como darle a escoger a un ave si sus alas o comida, ella necesita de ambas para sobrevivir.

Un estudiante que logra aprobar todas sus materias aun cuando trabaja puede sentir como si tocara el cielo. Me siento cogitabunda ante esta interrogante, muchos jóvenes no tienen otra opción que esforzarse más y más. La comprensión y el apoyo por parte de las autoridades es fundamental para dar luz a esta problemática, siempre y cuando el estudiante mantenga compromiso y seriedad tanto en el estudio como en el trabajo.

Gracias por tus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: