UNA BAHÍA FANTASMAL

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por: Nayelly Medina

La tierra manabita es caracterizada por tener varias riquezas y costumbres en ella, en los últimos tres meses han sucedido cosas que pueden afectar en la imagen de los lugares turísticos de esta provincia, que frecuentemente es muy visitada, debido a sus aguas color verde azulado, sus platos exquisitos, mariscos y como no podía faltar el buen caldo de gallina criolla.

Uno de los lugares turísticos es Bahía de Caráquez, ciudad famosa por ser un buen sitio para ir a la playa, sentarse y ver los hermosos atardeceres en los que se siente un toque divino. Actualmente ese sigue siendo uno de los privilegios que brinda el cantón, relajación, paz mental y física.

Un lugar tranquilo, que hoy en día parece ser una ciudad fantasma, por daños que dejó el terremoto del 16 de abril del 2016, varios de los hoteles que estaba en los alrededores fueron afectados, a unos los cerraron y a otros los derrumbaron porque ya no eran seguros para ser habitados. A parte de eso, varias personas se han dejado influenciar por el mal camino y están existiendo muchos robos y peor aún matanzas.

El 23 de julio del presente año en una gallera ubicada en el sector de Jorge Lomas, algunas personas fueron a visualizar y a realizar sus apuestas, ya que en este juego que en realidad es una pelea de animales, donde se suele apostar por el gallo que más se cree que puede ganar. En aquel día, la tarde estaba súper tranquila y era hermoso sentir ese fresco aire que daba paz, pero de un momento a otro se convirtió en un lugar que asustó a varios de los pobladores del lugar.

Minutos antes de comenzar la primera pelea de los gallos, comienzan caer balas de alguna dirección no exacta, este hecho dejó varios heridos y cinco fallecidos. Se piensa que una de las personas que falleció estaba metido en cosas chuecas y el resto de fallecidos solo estaban en el lugar y momento incorrecto.

Este hecho causó temor en los pobladores de la ciudad, más al escuchar los rumores, “es probable que se desaten más tiroteos en Bahía”, comentarios que solo incrementan el miedo, el no querer salir, ya que nunca se sabe si el que está al lado tuyo puede estar haciendo malas jugadas en la vida. Muchas personas dirían que es por andar en donde no deben, pero nadie sale a la calle a buscar peligro.

Ese acto feroz como un lobo, nos hizo llenar de temor en los primeros días, por lo general nosotros los jóvenes siempre dejamos de tomar importancia a cosas que pueden ser necesarias, en este caso a los consejos de nuestros mayores, que entran por un oído y salen por el otro.

Y es así como en los lugares turísticos se comienza a perder visitantes, porque los malos rumores de un lugar pueden causar pánico y los turistas evitaran visitar este sitio, peor aún, ni las autoridades como los policías, hacen algo para poder mantener la seguridad de los ciudadanos de la “ciudad sin copia”.

Gracias por tus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: